Google+

Ni contigo, ni sin ti

Ni contigo, ni sin ti

Hay relaciones interminables, pero no porque duran para siempre, si no que cuando empiezan a terminar no terminan nunca.

Le dejas por un tiempo, no estáis saliendo pero os veis de vez en cuando, le has dejado pero le llamas porque le echas de menos, jugáis al quiero y no quiero, pues tengo malas noticias. Lo que os estáis haciendo no es gracioso, os está haciendo daño y cuando termina, te deja emocionalmente en coma por mucho tiempo, con el valor añadido de todo el tiempo que has gastado sufriendo por el quiero y no quiero.

¿Hasta cuándo se puede mantener una no relación de este estilo? Lo peor es que se puede mantener para siempre, y que nunca descansas. Siempre estás alerta, esperando las reacciones del otro, y esto no te deja concentrar en tu propia vida, en tus propias necesidades y en lo que tú realmente quieres. Estás siendo esclavo de una relación que no te lleva a ninguna parte, si no que hace que des vueltas en círculo. ¿Quieres pasarte la vida dando vueltas en círculo? ¿no preferirías llegar a algún puerto dónde se te quisiese sin condiciones?

¿Qué puedes hacer si estás inmerso en una relación de este estilo? Dejarla, ya, notificárselo al contrario de forma contundente, y dejar de jugar al gato y al ratón de forma tajante. Si el contrario no acepta tus condiciones, podéis volver juntos, pero de verdad, con las condiciones que aceptéis los dos. Si patalea porque quiere seguir jugando…!HUYE!! Ya mismo. HOY.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>