Google+

La mejor forma de dejar

La mejor forma de dejar

¿Por qué resulta tan difícil dejar a nuestra pareja? ¿Y por qué a veces se hace tan mal? La persona a la que se deja ha sido el centro de tu vida durante mucho tiempo, quizás habéis compartido casa, quizás tenéis hijos, quizás os prometisteis amor eterno, ¿no es ese motivo suficiente para hacerlo de la forma que le duela lo menos posible?

No le dejes por un tiempo, no le digas que necesitas estar solo, que necesitas pensar, y que ya veremos qué pasa. Si aún quieres estar con tu pareja, pero tenéis problemas, ponte serio, resolvedlos, juntos, o incluso mejor, con la ayuda de un profesional. Si no quieres resolverlos, busca en lo más profundo de tu corazón, y afronta la realidad, pero no generes expectativas, deja a un lado tu comodidad y egoismo. Sé honrado.

No le digas que la culpa es de xyz, de tus suegros, de la casa, de los niños, del trabajo, porque si la culpa es de algo, la persona dejada va a creer que si soluciona el problema culpable, podrá arreglar la relación, y también hace que aplace el duelo.

No le digas que la culpa es suya, que siempre te decía lo que tenías que hacer, que no te preparaba la cena, que no te hacía sentir especial, porque también piensa que si soluciona el aspecto que te molestaba podrá volver contigo, porque de esa forma bajas su autoestima, y francamente, en ningún momento esa persona, a la que tanto has querido, va a necesitar su autoestima más que ahora. Además, aunque tú lo pienses, decirle las cosas que hacía mal no es por su bien. A lo mejor a ti te molestaba que estuviese enganchado a las noticias de la 1, pero la persona que venga después de ti, estará encantada de ver las noticias con él.

No le recrimines, no dejes que te recrimine nada, es un juego absurdo que sólo sirve para haceros daño el uno al otro con el “tú más”. ¿A dónde os lleva eso? ¿A más dolor? ¿Realmente creéis que os hace falta aún más dolor?

Pero por favor, sé coherente contigo mismo, si ya no quieres estar con él, aunque tengas dudas, dile que has pasado un tiempo maravilloso con él, pero que qué ya no quieres compartir tu futuro con él. Y se tajante, y no le dejes un solo resquicio de esperanza, ni uno sólo. Es cierto, es duro, pero es lo mejor que puedes hacer por ti y por esa persona a la que tanto has querido y que tanto ha significado para ti.

Si hay otra persona díselo, mejor que se entere por ti, mejor que no tenga dudas, que te odie durante un tiempo si es necesario. Dile simplemente que ha pasado, que la culpa no es de nadie, aunque te duela perder “tu buena imagen”, la verdad es lo mejor que le puedes regalar a la otra persona.

Y si no tenéis hijos, pon tierra de por medio, no le llames, no le contactes por whatsapp, quítale de tus redes sociales. Hazle ese favor. Devuélvele su libertad, no seas egoísta.

Repartíos las cosas lo mejor posible, de la forma más justa y elegante, de la forma más rápida, de la menos dolorosa, y dejaros espacio para crecer, para reinventaros, para diseñar una vida nueva el uno sin el otro.

Si le vas a dejar, hazlo con respeto a su persona, a su libertad, con rapidez, preservando en lo máximo que puedas su autoestima, desde el amor. Hazlo bien.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>